¿Me lees?

Una foto porfa...

¡Pregúntame!

Lee mi entrevista en Whohub
Pide mi opinión sobre algo:

Read more: http://www.whohub.com/es/signup_user.php#ixzz0lu1BhDY7

jueves, 9 de septiembre de 2010

Agosto… c’est fini!!!

Pues sí, amig@s… después de un mes largo de silencio por las vacas esto se ha acabado y vuelve la rutina del trabajo diario de todo buen perro.

Pero no os voy a hablar, de momento, de como me ha ido en el regreso. Ni tampoco es momento de enrollarme con otros nuevos capítulos de mis nuevas aventuras (las dejaré para bien entrado septiembre), sino de como he pasado este mes de vacas perrunas en las que ha habido de todo, buenos y malos momentos que, en seguida os empiezo a contar…

Ah!, se me olvidaba. Os tendréis que armar de paciencia porque hay muchas fotos y a lo mejor me sale un poquito largo este post jejeje.

Todo comenzó un día de finales de agosto… no era finde y, sin embargo, papi no había ido a trabajar. Además, empezaron extraños movimientos logísticos dentro de casa… aparecieron unas maletas de no se sabe donde y mucha ropa encima de las camas. Estaba claro, dije para mi, otra mudanza. Así que empecé a ordenar mis juguetes y cosas no fuera que se las olvidaran. Pero qué equivocado estaba, ni por un momento pensé que era otro tipo de mudanza.

Solamente cuando todas las cosas estuvieron bien empaquetadas y mami sacó mi camita de viaje comprendí que aquello era lo que los bipes llaman “las vacaciones de verano”. ¡Qué excitación! Estaba emocionado porque sabía que me iba a ir con ellos pero ¿dónde?…

DSC02582El viaje en coche duró mas tiempo de lo previsto y, aunque nos paramos varias veces para descansar, se hizo un poquito largo; pero al final, cuando entramos en una gran ciudad al borde del mar  y comenzamos a pasear creí que habíamos llegado a nuestro destino y sin embargo… Otra vez me había equivocado, ya que, de repente, volvimos a entrar en el coche y nos metimos dentro de una cosa muy grande que flotaba en el mar.

He de deciros que yo no soy un perrito marinero y es que DSC02581, desde aquella terrible experiencia de mi niñez en el “Curueño”, tengo cierta animadversión al agua, salvo que ésta sea para beber. Así que allí me tenéis dentro de una enorme cosa que papi llamaba “el Ferry ” preguntándome para qué serviría el tal ferry, cual sería mi habitación porque se hacía de noche y, sobre todo, cual sería nuestro destino final.

DSC02619Ya era de noche cuando sonó una potente sirena y aquello comenzó a moverse. Yo estaba dentro de lo que papi llamó mi camarote que, para que deciros, era igual que si estuviera en una perrera… no demasiado cómodo pero al menos estaba acompañado de otros colegas en mi misma situación los cuales empezaron a aullar lastimeramente al compás de la sirena.

A la mañana siguiente papi me vino a buscar y emprendimos otra vez viaje pero, ¿dónde estábamos?. En seguida mi olfato me confirmó que había mucha agua a nuestro alrededor… ¡Se trataba de una isla! ¡horror! ¿acaso éramos náufragos?. Bueno dije para mí, al menos estoy con papi y mami…

La verdad que este tipo de naufragios se lleva bastante bien, por lo menos encontramos una habitación muy cómoda en un extremo de la isla que papi llamaba Menorca . Llegamos bastante pronto por lo que tuvimos oportunidad de echar un pequeño vistazo a las playas de la zona, incluso me dí un pequeño baño, el primero en el mar en toda mi vida, y aunque no había mucho oleaje sigo pensando que se está mucho mejor con las cuatro patitas en tierra.

Una vez acomodados el resto de los días transcurrieron plácidamente con largos paseos al amanecer para descubrir los alrededores a nuestro nuevo hogar…

DSC02766Una cosa que me llamó mucho la atención fue un alto y solitario edificio colocado en una roca y que, por las noches, emitía una luz que daba vueltas y que papi me dijo era para guiar a los barquitos por el mar. Se llamaba el faro del Cap d’Artrutx.

Al cabo de unos días volvimos a coger el coche, las maletas y llegamos a una pequeña ciudad, al otro extremo de la isla, llamada Maó donde me llevé una grata sorpresa… Era un pequeño y nuevo hotelito donde estaba la hermana de mami… DSC02934allí estuve muchísimo más cómodo porque los sofás del hotelito eran todos nuevecitos y para mi solo, al menos cuando papi y mami no miraban. A parte tenía una especie de caja enorme llena de agua que llamaban piscina en la que me dejaron entrar para perder el miedo, atávico en mi, al agua… y sin duda es muchísimo más segura, que no divertida, que las olas del mar .

Pero lo mejor de todo era…DSC03066 Si, lo habéis adivinado, el poder compartir con papi la hora de la siesta… momentos en que aprovechábamos para recargar energía, meditar acerca de las buenas cosas de la vida (y por supuesto de las vacas) y nos imbuía el honorable sentido de la “perrunidad” al compartir como buenos colegas la cama de la siesta.

Pero todo lo bueno se acaba y cierto día volvimos a meter todo en las maletas y otra vez al ferry rumbo a casa, solo que esta vez el viaje fue un poco movidito y cuando papi me fue a buscar notó lo mal que lo había pasado. Sin embargo el resto del viaje fue tranquilo y llegamos a casita sin más incidencias.

Papi volvía a trabajar pero aún quedaban días de agosto para salir con los amigos solo que todos estaban de vacas aunque siempre encontré algún amiguito con el que pasar el tiempo los FDS.

Ahora os dejo las otras fotos…

Las primeras son de los días de Vacas en Menorca

Al día siguiente de nuestra vuelta a casa me encontré con Queen y una nueva amiguita llamada Nalfi con la que jugamos mucho. Ved nuestros Juegos

El siguiente FDS aún hacía calor, esta vez nos encontramos con mas colegas pero no demasiados, aún hace calor y se habían ido a la playa porque Seguimos en Verano

Al siguiente sábado mi amigo Epi, que por fín está viviendo en Montecerrao, nos presentó a su nuevo hermanito

Pero para acabar bien el mes de Agosto nada mejor que una pequeña romería a Marabio 2010

Y eso es todo por el momento

Guaus y lametones a Tod@s

Yogui

Related Posts with Thumbnails

Greenpeace