¿Me lees?

Una foto porfa...

¡Pregúntame!

Lee mi entrevista en Whohub
Pide mi opinión sobre algo:

Read more: http://www.whohub.com/es/signup_user.php#ixzz0lu1BhDY7

martes, 2 de febrero de 2010

Tercera entrega y…

Estos últimos días no he escrito nada, y no es que me pusiera a hibernar como nuestra querida marmota, es que está todo embarrado a causa de la lluvia que no ha cesado casi ningún día desde la “gran nevada”. El caso es que nuestra amiga americana parece que hace caso de los refranes de por aquí, si, aquellos que hacen referencia a La Candelaria, a San Blás y a las Cigüeñas, y nos ha pronosticado seis semanas más de crudo invierno ¡Grrrrr! ¡Quiero que venga la primavera YAAAAA!.

Así que debido a la lluvia no hubo muchas cosas reseñables, pocos amigos en los paseos, pocos juegos y casi ducha diaria a la vuelta para quitarnos toda la tierra y barro de encima… eso los que salíamos, porque algunos hicieron “pellas” y se escaquearon de los paseos del finde (saturnales y dominicales, jejejeje)

DSC00020Pero siempre hay algo que contaros, por ejemplo, que a mami le tocó una patita, de las pequeñas, de un jamoncito ibérico y nos la estamos comiendo poquito a poco…  Lo que no se es como todas mis amigas sabían que nos había tocado tan suculento platito y se auto invitaban para ayudarnos en la pitanza… Yo me hice el “longuis” y creo que, aunque no fui grosero, les molestó mi poca generosidad en este caso, pero seguro que vosotros me comprendéis… Menos mal que el pequeño Coco salió en mi ayuda y las despistó con sus juegos sino me habría quedado sin “el jamón de mami”

DSC00057DSC00084 En cuanto a éste pasado finde… El sábado me encontré con un malvado gatito con un ojito azul y… pero eso es otra historia.

Y por lo que respecta la domingo… un enorme perro fiero –llevaba un bozal- llamado Kenzo fue la novedad del finde… menos mal que no nos comimos mutuamente porque aunque éramos tres él tenía pinta de ser mucho mas fiero…DSC00091

Pero como no hice mucho más creo que es mejor que os deje con la tercera entrega de mi “otra gran aventura”, en la que conozco a un misterioso perro que me defendió de Látigo… ¿Qué ocurrirá después?

YOGUI:

Los Orígenes

De los Canes

III) El Secreto del Perro Lobo

“¡Socorro! ¡Socorro!”¡Comencé a gritar!

El perro empezó a darme latigazos con su rabo… Me había dejado completamente magullado… Me desgarró la piel con su colmillos y su palo… Me cogió por el cuello y me lanzó al barro… ¡Y de pronto, cuando me iba a dar el zarpazo final con el de seguro me asesinaría, una destellante luz apareció!, y, con ella, un gran perro, que comenzó a luchar fieramente con la bestia del palo...

Yo seguía aterrorizado por la fiereza de la batalla, pero me puse a ladrar para animar al perro de la luz…

De pronto, éste último cogió a Látigo ¡por el mismo rabo, con el que se dice que pegaba latigazos!, y lo lanzó al charco de barro, dónde él me había lanzado segundos antes… Además, ¡le arrebató su palo!

¿Quién sería aquel valiente perro? ¡Estaba alucinado! Pues yo, por supuesto, fui a darle las gracias…

-¡Guau! ¡Eso ha sido increíble! ¡Mil gracias, de veras! ¿Qui…quién eres?

- Eso lo debería decir yo, pequeño… Un perro doméstico no ha de andar por la calle a estas horas… Será mejor que te vayas a casa, hijo… - dijo el misterioso perro…

- ¿Y tú? ¿Tú no tienes casa?

- No, pequeño… Mi hogar está en el cielo, entre las estrellas… No necesito una familia…

- ¿Cómo dices eso? ¡Tener una familia es lo que hace que tu vida sea feliz!

- Mira, niño, vete a casa, tengo otras cosas que hacer…- exclamó, muy serio.

- Pero… es que… estoy… ya sabes…

-¡Perdido!- terminó él…

- Sí…

- Muy bien, muy bien, pequeño, ¿sabes dónde vives?

- Sí, cerca de la Montaña Cerrada…

- ¡La montaña cerrada! ¡Pues no te has alejado ni nada… Será mejor que no lo vuelvas hacer, pequeño… Está bien, tienes que cruzar esa calle, después, ¿sabes dónde está el la estatua de la Gorda, la Humana “Rellena”, ¿bien?... Pero, oye, no me mires con esa cara, hijo…

-Bueno, está bien, está bien, te acompañaré… Pero procura no volver a alejarte de tu amo… -dijo, al tiempo que pegó un resoplido de resignación y murmuró -¡Lo que me faltaba, hacer de niñera de un pequeñajo perro doméstico… ¡Por la pata torcida!

- ¿La pata torcida? ¿Qué quiere decir eso? -me extrañé yo…

- ¡Lo sabía…! Perro casero naciste, y perro casero morirás… Es una exclamación que quiere decir que algo es inaudito, o insólito, o algo que te enfada, ya sabes… ¿Nunca la has oído?

- No, nosotros siempre decimos, “Jolín”, o “Increíble”, o “¡Por Dios!”…

-¡¿Por Dios?? -me interrumpió él -¡Una “humanización” totalmente! ¡Suena horrible! Lo que los perros habrían de decir sería “¡Por el Hueso!”, o “¡Por el Señor de los Huesos!”, en todo caso…

-¿El Señor de los Huesos? -volví a extrañarme…

- Está bien, pequeño, mientras vamos a tu casa, ¿quisieras que te explique el origen de estas expresiones?...

- ¡Oh, sí, por favor! ¡Cuéntamelo! ¡Qué interesante! -supliqué yo, encantado…

- De acuerdo…Verás… Hace mucho tiempo, en los comienzos del mundo, existió un perro, bueno, al principio era un lobo, que se distinguía de los demás por tener una pata torcida… Lo llamaban, el de la Pata Torcida, pero muy pocos han sabido de su nombre… Cuentan que solo lo saben su familia, y tal vez algunos privilegiados…

Mira, ¿sabes qué? ¡Tú! Te pareces mucho a él…

-¿En serio? -pregunté yo fascinado.

- Sí, en serio… Pero mucho dudo que su familia sea una rama de perros caseros…

Y así nuestro oscuro perro, le contó a Yogui la historia que ya habréis leído en el primer capítulo de mi Diario de Aventuras…

- Cuentan que el Lobo de la Pata Torcida, se enamoró, -continuaba el perro que había salvado a Yogui -y fue a ese amor, que pertenecía al Bando de los Perros, al que tomó especial cariño, y al primero que le contó su secreto… Ella siempre le comprendió, y nunca le dejó atrás… Su querida, fue quien le ayudó a vencer a los lobos…

(…)

…Y de ahí viene la adoración de los perros hacia los Huesos… Una atracción que se ha heredado desde, de hace siglos y milenios… Dicen que, por ese acto de benevolencia y valentía, se le nombró Señor de los Huesos, Dios Perruno… Dicen que permanece vivo, con una escolta de animales nombrados Santos, en un remoto lugar, vigilando el “Hueso Perdido”… Has de saber, que solo un descendiente del perro perdido podrá coger el Hueso, para así obtener, el Poder en el Reino Animal…

Y ese elegido descendiente, tendrá… su pata…torcida… Como tú…

- ¡Guau! ¡Me ha encantado la historia, gracias!

- No es una simple historia, chaval… Es el mayor mito perruno de todos los tiempos… Es… real.

- Pero…eso quiere decir… que yo podría ser el descendiente elegido…, ¿verdad?

-¿Tú? Mira, lo dudo mucho, hijo… Un perro casero como tú no creo que sea el descendiente de una Leyenda. No sabéis ir a ninguna parte sin vuestra bufanda, ropita y zapatitos, y comida especial para “perritos”… domésticos… -se burló mi Salvador.

-¡Pues odio el pienso y los abrigos! -justifiqué yo.

- Eso no es suficiente… No eres un perro libre… Además, seguro que ni siquiera has conocido a tu verdadera familia…

- ¿Verdadera?

- ¿Acaso piensas que tus padres son dos humanos, con manos, cinco dedos en los pies, y dos malditas nalgas? ¡Espabila, hijo! No creo que creyeses que ellos serían también descendientes de Pata Torcida…

Tú puedes sentir cariño hacia ellos, pero ellos te tienen como un juguete, chaval, si tu fueses tu verdadero hijo no querrían que salieses a la calle para que la gente no te viese, ¡se avergonzarían de ti!

¡Pero…! -les defendí yo…

- ¿Tienen un niño?

- Bueno, sí, pero…

- ¿Y de veras creías que era tu hermanito mayor…? ¡Es un humano! ¡Igual que ellos! ¡Y serían capaces de matarte para que no se estropease su peluchito! ¡Te tienen como un muñeco! ¡No como ser vivo!

- ¡Eh…!

- ¿No se han reído alguna vez “contigo”…?

- Bueno, pues claro que sí, pero…

- ¡Pues acéptalo, chaval! ¡No se reían “contigo”! ¡Se reían “DE TI”! ¡Te tienen como juguete!

Yo te estoy llevando a casa, porque tú eres feliz así, sé que es lo que quieres, pero quizá ahora estén celebrando que te has ido, y que se librarán de ti… Para que cuando vuelvas, te castiguen y te peguen un azote en el culo…

- Eso no es cierto…- dije yo, a punto de llorar -¡Me quieren! ¡Me quieren! ¡Me quieren! ¡Me quieren y están preocupados por mí!

- Pero te castigarán… Lo sabes, ¿y crees que acaso harían eso mismo con su verdadero hijo o sobrino? ¡Se tirarían a sus brazos y lo empezarían a llenar de besos y regalos!

El perro parecía furioso, y yo, a eso, no supe que contestar…

- Pero, ¡yo quiero ser alguien en la vida! ¡En ese caso quiero descubrir mis verdaderos orígenes, quiero saber si es verdad que yo soy el elegido descendiente del perro de la Pata Torcida, quiero ser algo más que un perro paticorto, que “también” tiene una pata torcida!

- Lo siento, chico, no debí portarme así contigo… Tienes mucha razón… Pero es que… odio a los humanos… Quizá eso sea porque soy un perro salvaje, un vagabundo, ¿eh, pequeño?

- Sí, tal vez… No te voy a hacer caso…- intenté consolarme yo…

- Lo siento de veras, hijo mío.

- Un momento, si eres un vagabundo, ¡tú tampoco conociste a tu familia real!

El perro contestó:

- La perdí hace tiempo, pero la conocí… Lo que quiero decir, es que yo no me he criado con un biberoncito, ni he sido un perro, ¡comprado!… Porque, como sabrás, os compran…

- ¿Nos compran? Yo no recuerdo eso… Yo no recuerdo crecer en una tienda… Yo recuerdo… ¡Es verdad! ¡Lo recuerdo! Recuerdo a mi madre… Una preciosa mestiza de pequinés, dándonos de mamar a mis hermanitos y a mí… Vivíamos en un pequeño pueblecito de libertad animal… Recuerdo el día en que me cogieron en una cajita de cartón, con un jerseycillo, que ahora utilizo como manta, y conocí a mi nuevo amo…

- Tal vez no seas tan doméstico como pensaba, cachorro -dijo él, que parecía haberse emocionado con mis palabras… -¡Mira! ¡Ya hemos llegado! ¿Es acaso aquí dónde vives?

Yo miré dónde nos encontrábamos y exclamé:

- ¡Sí, es aquí! ¡Muchísimas gracias! ¡De verdad! ¡Es aquí! -exclamé también emocionado…

- Pues procura que no tenga que volver a rescatarte, ¿eh, cachorro? -dijo él, divertida y cariñosamente.

- ¡Ja, ja! -reí-ladré yo -¡Descuida! ¡No lo tendrás que hacer! ¡Muchísimas gracias,…!

De pronto me di cuenta de una cosa:

- ¡Eh! ¡Aún no conozco tu nombre! ¡Llevamos un buen rato hablando, y aún no sé cómo te llamas!

Pero cuando me di la vuelta, el misterioso perro había desaparecido.

-¡Oh, no! ¡Horror! -exclamé yo, pues quería encontrar la aventura con él -¡Necesito encontrarle!

- ¡Perro amigo! ¡Eh! ¡Eh! ¿Dónde estás? ¿Hay alguien ahí?

Así que, tonto de mí, en lugar de reunirme con mi familia y regresar, cometí el mayor error de mi vida; di la vuelta y me puse a buscar al misterioso perro…

Pero, claro…

Supongo que no hará falta que os diga lo que pasó a continuación…

Volví a perderme…

Intenté regresar a dónde le había encontrado por primera vez, pero no encontré el camino, para nada…

Así que, comencé a ladrar para llamarle…

Pero esto debió de alertar a toda la población, pues de pronto, ¡una gran camioneta apareció delante de mí, y CASI ME ATROPELLA! Pero por milagro conseguí esquivarla…

Esto armó un gran alboroto pues de repente se comenzaron a oír miles de pitidos y alaridos… Pero eso no fue lo peor… De pronto, bajaron dos hombres vestidos de blanco (Pero no los pude distinguir muy bien, porque soy daltónico)… Y me intentaron atrapar… Traían una especie de red en la que me metieron dentro, y después, me lanzaron a la parte de atrás de la camioneta, en la que había, ¡una especie de jaula!

¡Estaba aterrorizado!

Cerraron la jaula, y me llevaron con ellos en la camioneta…

¿Qué era aquello? ¿Un secuestro? ¿Qué querían hacerme aquellos dos hombres? ¡Ahora estaba perdido! ¡Oh, horror, ¿por qué me había escapado?!

¡¡¡SOCORRO!!!

CONTINUARÁ

¡Ah! se me olvidaba dejar los enlaces al resto de las fotos, espero que las disfrutéis… y recordad que también podéis seguir las otras aventuras en: Los Cuentos de Pata Torcida  

Las fotos de...  “Y un jamón”

Y las fotos de : "El gatito"

Y las del.... "Un amigo pericoloso"

Hasta pronto

Yogui

11 comentarios:

Dark dijo...

Primin que pinta más rica esa patita nooooooooo?ummmmmmmmmmmmmm arf arf arf!!!!dale la enhorabuena a tu mami por ese premio jeje...Y ahora siento hacer esto eh?pero como primo me veo con el deber...PRIMOOOOOOOOOO TU TAS DADO UN GOLPE EN LA CABEZOTA O QUE,PARA ESCAPARTE? NO VES EL PELIGRO QUE PASASTE,EL BRUTO ESE QUE CASI HACE PAPILLA DE YOGUI Y AUN GRACIAS,QUE APARECIO EL BUEN COLEGA QUE TE SALVO DE UNA MUERTE MAS QUE SEGURA GRRRRRRRRRR!!! primito ni se te ocurra volver a salir patas paqueosquiero detrás de nada eh?menudo mal rato deviste pasar y ni me imagino tus papis snif snif...
Se bueno,haz caso de tu familia porque te QUIEREN por lo que eres y por como eres (entre ellos,yo).Un patiabrazo muy fuerte y no me pegues estos sustos cabrito!

Ruby and Penny dijo...

Hi Yogui
It is still very cold here. We wish for spring too.
Love Ruby & Penny

Yogui dijo...

Primín... es que ni la patita esa me hace pasar nuevas y fascinantes aventuras pero... no te creas todo lo que cuento, que a veces dejo volar mucho la imaginación, sino espera y verás con la cuarta entrega jejejeje
Patitas y lametones para todos
Yogui

Dear Ruby and Penny... Yes!, I think spring is better but surely I'll remember the snow in the hot summer... Don't you think so?
DogXXX
Yogui

Byron y Xinver dijo...

No veas colega. El Byron no deja ni rastro de los huesacos de jamón que le damos, es que están re-buenos.

Bae Bae dijo...

That's a really HUGE drumstick there.
Do you get to finish it all?

~ Bae

Yogui dijo...

Byron y Xinver... qué envidia me dais, a mi los huesitos no me los dejan ni oler... Esta vez lo intentaré.
Patitas amigos
Yogui

Bae Bae... Yes! I'll try to do it hehehehe.
LittlePaws
Yogui

Girasol dijo...

amigo Yogui... asi como dice la cita de la pelicula Jerry Maguire:You had me at "hello".
Se podria decir que You had me at jamoncito!!!!!

Chloe e Fujiko dijo...

Yogui pero cuàntas cosas que nos cuentas siempre!! lo del perrito ese que llevaba bozal, qué suerte tuvo verdad? porque no estaba a tu igual, sino se hubiera enterado, verdad? anda ya!! jeje
Ronroneitos desde Bolonia amigo!

Yogui dijo...

Gira... preciosa, sino fuera por las extrictas leyes de los USA podrías tener un jamoncito de esos en tu casa... Papi siempre dice que ellos se lo pierden y !mejor para nosotros!, así tenemos más a repartir jejejeje
Patiabrazos
Yogui

Chloe y Fujiko... Pues claro que sí... y porque yo estaba atado que si no me lo como allí mismito arf, arf, arf...
Miaus preciosas
Yogui

Estrella dijo...

Ay que amigo tan guapo! y se que se ve pericoloso, bueno, solo un poquito!

Yogui dijo...

Estrella... pues si que parece pericoloso pero... siempre hay que confiar en el buen sentido común de los perritos ¿no?
Patitas
Yogui

Related Posts with Thumbnails

Greenpeace