¿Me lees?

Una foto porfa...

¡Pregúntame!

Lee mi entrevista en Whohub
Pide mi opinión sobre algo:

Read more: http://www.whohub.com/es/signup_user.php#ixzz0lu1BhDY7

domingo, 21 de octubre de 2007

Noticias frescas...Pipa

Hola, muy buenos días amigos. Es raro que me ponga a escribiros a estas horas y tan pronto pero el día de hoy ha comenzado de forma, digamos que muy vertiginosa...¿Será por la fórmula 1?. No, creo que no. En realidad es por lo que me pasó esta mañana. Os cuento desde el principio:
Ayer, como todos los días salimos a dar un paseo y no hubo nada anormal, todo transcurrió como de costumbre. Solamente que ya se van notando que los días son más frios a pesar del sol resplandeciente que aún luce. En realidad era un día semiespecial ya que celebrabamos "el desarme". No me enteré muy bien de en que consistía la celebración, al parecer solo se trata de comer y comer, pero hay que reconocer que esa comida estaba especialmente rica. El caso es que por primera vez en mi vida me dejaron hacer de lavavajillas -como veréis en las fotos de más abajo-, y es que no me pude resistir ni a los callos, ni al picadillo, ni a los garbanzos con espinacas y bacalao. Muchas gracias Yaya estaba todo muy rico.

Yogui


Así de tranquilo transcurrió el día de ayer.

Hoy, cuando ya me parecía que era muy tarde, mi vejiga no aguantaba mucho más tiempo, llamé a papá, raspando la puerta de la cocina con mis patitas, que en poco tiempo apareció por la puerta dispuesto a dar el paseo matinal conmigo. Me puso el arnés y los dos salimos raudos a la calle. Bueno, yo más rápido porque a mi me urgía llegar pronto al parque mucho más que a él. Mucho frio a causa de la niebla, pero no nos importaba ya que se intuía un día muy bonito.

Nuestro paseo los finas de semana suele ser un poco más largo de lo habitual. Comenzamos bajando por la calle "el Asturcón" hasta llegar a un pequeño parque, el cual cruzamos descendiendo hasta el final de la "Avenida Piloña", la cual atravesamos para dirigirnos a la zona de chalets de Monte Cerrao. Seguimos duerante unos minutos colocándonos paralelos a la autopista hasta llegar al gran parque donde suelen estar mis amigos. Como era tan pronto, y a causa de la niebla, no vimos a casi nadie, pero al llegar al comienzo del parque papá me cogió con la correa por mi bien.... había dos grandes perros policía, y digo bien policías, de esos perros que se dedican a detener a las malas personas, aunque no me hicieron mucho caso...pero ellos también estaban atados. En fin, continuamos atravesando el parque en nuestro paseo matinal, y casi al otro extremo del mismo apareció Coco con su dueño. Coco, creo haberoslo presentado ya, es un bonito Golden Retriever de color blanco, muy juguetón y cariñoso, muy parecido a Otto. Así que los dos empezamos a correr y jugar. Y en esas estábamos cuando apareció Pibe. Este Pibe no me parece que sea de raza conocida y os puedo decir desde hoy que si no mejora su comportamiento dudo mucho que vaya a ser amigo de muchos perros. Al principio nos saludamos amigablemente e incluso intentamos jugar, pero creo que está un poco loco, pues al cabo de poco tiempo, y sin previo aviso intentó acabar conmigo. Si, estáis leyendo bien. Gracias a papá y a la dueña de Pibe que lo cogió inmediatamente estoy aqui contandoos esto. Todos nos asustamos mucho, sobre todo porque el tal Pibe me hizo mucho daño y yo me quejaba, aunque afortunadamente no tengo ninguna herida salvo en mi pequeño corazón. Yo creía que los mayores respetaban a los pequeñines por eso de la canción...."pequeñines no gracias, debes dejarles crecer", pero ahora veo que también hay malos perros por el mundo y que la próxima vez tendré que ir con más cuidado con quien me relacciono... Después del susto que nos dió el tal Pibe de las narices se nos acabó el buen rollo de jugar y todos no fuimos cada uno por nuestro lado. Papá y yo continuamos con el paseo pero ya en dirección a casa... y por el camino nos encontramos con Astur; nos saludamos correctamente y nos separamos después de unos ladridos amistosos. Ya llegando a casa me encontré con mi vecina Pipa, con la que departimos unos minutos por aquello de ser buenos vecinos. Papá, en esta ocasión nos sacó unas fotos, ver más abajo.

Pipa


Y así acabó la vertiginosa mañana de hoy. Creo que tan vertiginosa como la salida de la F1 de hoy por la tarde, menos mal que luego nos relajaremos un poco para disfrutar del resto del día.
Espero que tengáis un buen fin de semana... Ladridos amistosos de Yogui.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Greenpeace