¿Me lees?

Una foto porfa...

¡Pregúntame!

Lee mi entrevista en Whohub
Pide mi opinión sobre algo:

Read more: http://www.whohub.com/es/signup_user.php#ixzz0lu1BhDY7

lunes, 24 de marzo de 2008

Malito

Hola a todos de nuevo.

Hoy tengo que sincerarme con todos vosotros y el problema está en como hacerlo... Empezaremos por el principio. Creo que me ha cambiado el carácter, y no ha sido para mejor. Si, estos días que he pasado con Onga, ha sido tal la libertad de la que he gozado en casa, que cuando he vuelto con mis papis he perdido un poco los papeles. Reconozco que me he portado mal, pero que muy mal... pero no sé si estoy arrepentido. Me explicaré, el domingo, tras el paseo papi me secó -estaba lloviendo mucho- y continuó haciendo sus cosas. Después de unas horas se dieron cuenta que aún llevaba puesto el collar, mi collar, y que estaba mojado. Me lo quisieron quitar y yo me negué a ello por lo que gruñí un poquito a mamá. Pero la cosa se puso aún peor. Si, ya sé que perdí la cabeza pero el collar es mío, ¿o no?. Y si me gusta llevarlo puesto ¿por qué tienen que quitármelo?. El caso es que papá intervino en la discusión e intentó quitármelo suavemente, pero yo seguía ofuscado, y a pesar de las zalamerías de papi comprendía que me querían quitar el collar y esta vez no solo gruñí -mas bien ladré- sino que le dejé claras mis intenciones que de quitar el collar nada de nada. Pero ni con esas papá se rindió, y lo volvió a intentar. Mis respuestas eran cada vez un poquito mas intensas, y debí de pasarme un pelín al marcarle los dientes en su mano, porque entonces se enfadó bastante y me hizo saber quien es el que de verdad manda en casa. No temáis, no me pegó ni siquiera unos azotes, que creo que en ese momento me hubiera merecido, se limitó a inmovilizarme con una mano para que no pudiera morderle -cosa que hubiera hecho con todas mis ganas si llego a tener libre la cabeza- y con la otra me desabrochó y quitó el collar. Luego me riñó un poquito -en realidad fue bastante severo- pero al menos no me echaron de casa. Así que tengo que reconocer que SOY MALO.

Es curioso, pero a partir de ese momento me quitan el collar nada más entrar por la puerta y no digo nada de nada, ¿Será que habré aprendido alguna lección?. Ojalá no vuelva a aparecer ese carácter tan malvado que tengo.

El resto del domingo, a causa de la lluvia, no vi a nadie; perdón, si vi a Zipi cuando este volvía de su paseo diario, pero a nadie mas.

La última cosa que os quiero contar es la otra acepción de la palabra malo. Ya sabéis que no es lo mismo ser que estar, Pues ya que os dije que era malo también os digo que ESTOY MALO. No sé muy bien por qué, supongo que algo que comí, pero estoy muy desarreglado por dentro y tengo de todo, que no os voy a contar porque es muy desagradable. El caso es que estoy a dieta a ver si se me pasa y dejo de estar para continuar con el ser (es un pequeño juego de palabras), aunque pienso reformarme y dejar también de ser, para volver a ser y estar BUENO.

Besitos cariñosos de Yogui.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Greenpeace