¿Me lees?

Una foto porfa...

¡Pregúntame!

Lee mi entrevista en Whohub
Pide mi opinión sobre algo:

Read more: http://www.whohub.com/es/signup_user.php#ixzz0lu1BhDY7

domingo, 30 de marzo de 2008

Indignado

No pensaba escribir más en este fin de semana, tal como estaba el día, sabía que no iba a encontrar a nadie con quien jugar y no me equivoqué, pero resulta que a veces pienso que los humanos no nos merecen, que algunos son tan irracionales que no deberían dejarles tener un perrito en su familia. Estoy realmente indignado y dolido, os contaré...
Salimos a pasear cuando aún caían unas gotitas de agua, pero se intuía que el sol nos daría calor al menos unos minutos para tener un paseo agradable. Estabamos papi y yo en la parte superior del recorrido -ultimamente papá escoge una calle por encima de donde vive mi amiga Tola para pasear, y él cree que no me doy cuenta, que mi olfato no me permite saber donde vive mi amiga-, cuando me volví por que algo llamó mi atención, y entonces le ví. Era un Carlino grandote que caminaba sujeto a la correa de su amo, y digo bien lo de grande ya que no solo era más alto que yo, sino que creo que también me doblaba en peso.
Sé que no debía hacerlo, pero las ganas de entablar amistad con un nuevo perrito pudieron más que mi prudencia y salí corriendo en dirección a él, cruzando la calle sin mirar si había coches. Esta vez tuve suerte pero tengo que reconocer que no se debe cruzar sin mirar, y eso que papi me avisó y me gritó "¡Quieto!" , pero era tal la emoción que yo seguí mi camino haciendo oidos sordos a sus advertencias... creo que definitivamente me merezco un pequeño castigo.
Lo que ocurrió a continuación es lo que me tiene indignado. Según me acercaba al Carlino el dueño del perro, un chico joven, moreno, que vestía un anorak rojo, y algo mas alto que mi papá, recogió la correa con la que sujetaba a su perro y le cogió en brazos no permitiéndonos que nos saludaramos. En mi afán por conocer al Carlino di un par de vueltas alrededor de las piernas de éste "siniestro personaje" y resulta que, sin dejar de andar para permitir que mi papa me alcanzara y me cogiera -ya que no quería saber nada de nosotros- me pisó, y hasta creo que me hubiese dado una patada si no hubiese visto el paraguas de papa. Papi en la distancia, cuando le vió coger a su perro en cuello le dijo que yo aún era un cachorro y que solo quería jugar, que no mordía, pero este individuo negó con la cabeza y dijo "me da igual", continuando su camino y pisándome. Cuando papi me logró sujetar para que no continuara tras ellos, al cabo de unos metros, el sujeto en cuestión bajó a su carlino otra vez al suelo y entonces vi su mirada, la del carlino, era una mirada triste, de perdón y de vergüenza. Me suplicaba con los ojos que perdonase a su amo porque en el fondo aún le quería, y eso a pesar de lo impresentable de su actitud, pero era la familia que tenía. Intentó venir hacia mi para hablar, pero su amo lo arrastró sin ningún miramiento.
Papá estaba tan indignado como yo, y creo que si hubiese tenido la cámara de fotos les habría hecho una para que todo el mundo conociese, después de publicarla en internet, a ese tipo, y le recriminase su manera de actuar tan poco humana y sensible con los animales.
Así que estáis advertidos, si veis un Carlino más grande que yo por la zona de Monte Cerrao, no os acerqueís no vaya a ser que os den una patada o algo peor.

Besitos una vez mas de Yogui.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Greenpeace