¿Me lees?

Una foto porfa...

¡Pregúntame!

Lee mi entrevista en Whohub
Pide mi opinión sobre algo:

Read more: http://www.whohub.com/es/signup_user.php#ixzz0lu1BhDY7

domingo, 24 de febrero de 2008

23F

Papá que tiene un sentido del humor un poco peculiar dijo que como esa era la fecha que lo titulara así. Si hoy hubiera pasado algo interesante la cosa habría cambiado, pero este domingo ha sido, y con mucho, el domingo más aburrido de mi primer añito de vida. Nadie por la mañana y nadie por la tarde, parecía un truco de magia... En realidad si hubo algún perrito, pero no nos atrevimos a acercarnos porque, o bien estaban atados y se mostraban desconfiados -debe ser mi aspecto tan terrorífico que les asustaba-, o directamente cambiaban de dirección cuando me veían acercarme a ellos. Vamos un domingo para olvidar, y encima a empezado a hacer frío otra vez. ¿Pero no estábamos ya en primavera? Si están todos los árboles con unas flores preciosas y los prados están cubiertos de margaritas. Creo que este tiempo está loco y así anda papi, que está un poco pachucho aunque no lo suficiente para no sacarme a pasear.

Pues como de este domingo nada de nada...paso a relataros lo del sábado, pero esta vez os enseño primero las fotos: 

23F
 
El sábado, nada mas levantarse el sol, con el rocío cubriendo los verdes campos de Monte Cerrao, nos dirigimos mi papá y yo a la aventura de la vida.... Parece que estoy un poco poético hoy. El caso es que al primer amigo nuevo que encontré fue a Nano, un precioso Pastor Alemán, grande, muy grande -se ve en las fotos ¿no?-, que es un poco primo de Tocho. El pobre Tocho estaba malito y se ha tenido que volver a su primera casa, donde espero que le traten bien y le cuiden mucho porque es un pedazo de pan. Al parecer estos Pastores Alemanes, a veces, tienen una enfermedad que les hace sufrir mucho y tienen que curarles. Me da mucha pena pero ya me aseguraron que Nano está completamente bien y que estará con nosotros un montón de tiempo.
También se acercaron Otto y las chicas del otro día, Hacha y Mayuca, a las que aprovechamos para tirarles unas fotos. Me agrada mucho Mayuca, sobre todo por lo tímida que es. Como aún estoy buscando novia no descarto que algún día.... aunque creo que es demasiado grande para mi. Estaban acompañadas por un galán que no dejó que Otto se acercara a Hacha, que al parecer seguía en celo... Esa es otra palabreja que no me quisieron decir pero de la que algún día me enteraré bien lo que significa.
Después encontramos a Epi, al parecer una mezcla de Tekkel, Shifu y no se que otra cosa. Era muy gracioso, solo que no sabía muy bien donde estaba su cabeza y donde su trasero, y únicamente al sentarse me di cuenta de por donde andaba la primera. Jugamos un poquito solamente porque era tarde y papá tenía hambre.
Por la tarde nos juntamos los de siempre, incluso Nano estuvo un ratito con nosotros. Atila estaba muy pesado. Debió aprender de Trisqui a ladrar y me aturulló los oídos con sus ladridos para que jugara con él. Me enfadé un poquitín. Menos mal que enseguida se puso a dar la lata a Nano y nos dejó a los demás tranquilos al cesar de ladrar.
Poco antes de marchar encontramos a otro nuevo cachorrito, Nevado, un precioso labrador de tres meses que ya es casi mas grande que yo. Espero que cuando esto ocurra no la tome conmigo y me deje empapado en el rocío de la mañana como ocurrió con Nano.
Pues eso es todo para este fin de semana. Espero que vosotros lo hayáis pasado tan bien como un menda. Lametazos perrunos de Yogui que os quiere un montón. Ciao
Pd: papi me ha dicho que lo del 23F fue un mal trago para muchos pero que al final las cosas salieron mejor que bien para casi todos... indagaré en ello porque a pesar de su explicación sigo sin enterarme de nada. ¿Vosotros lo sabéis?

jueves, 21 de febrero de 2008

En el Hola

He salido en el Hola... se vé que mi cumpleaños atrajo la atención de la prensa del corazón.

Hazte famoso en www.revistate.com

Besitos Yogui

martes, 19 de febrero de 2008

Una sorpresa

Hola a todos otra vez, ya se que soy un pesado pero es que esto del cumpleaños se alargó un poquito, os cuento:

Ayer, cuándo papá regresó del trabajo me dio un paquetito azul muy mono, me lo puso delante de mi cama -yo estaba acostado en ella-, y me felicitó de parte de Lincoln y toda su familia. ¡No sabéis la alegría que me entró!, también ellos se habían acordado de mi .

Al principio husmeé para ver si era una broma de papá, pero a través del papel no adivinaba nada, por lo que no me quedó más remedio que comenzar a abrirlo, aunque antes pregunté si había más regalos.

Como la respuesta fue negativa me apresure a rasgar con mis pequeños dientes y con la ayuda de las manos de papá el envoltorio y... ¡Oh, sorpresa!, eran dos pequeños regalos, el primero era un pequeño bebé Carlino precioso que enseguida adopté como mío y le llevé a mi cama para que no cogiera frío. Estaba tan emocionado con él que ni siquiera me di cuenta de ponerle un nombre, y aún lo estoy pensando. Debe ser que no me vieron como un buen padre por que en seguida me retiraron el bebé y me ofrecieron el segundo regalo... era un precioso hueso. ¿Qué queréis que os diga?. Me saltó el instinto de lobo asesino y me lo guardé para mi, no dejé que nadie se acercara al hueso por si me lo quitaban. Estaba dispuesto a morder si fuese necesario para protegerlo, éste sí era mío y no me lo arrebatarían tan fácilmente como el bebé. El caso es que se dieron por vencidos después del par de intentos que hicieron tanto papá como mamá. Así llegó la noche y después el día... Y al salir por la mañana adopté la mejor decisión que encontré para que nadie me lo robara, cogí el hueso entre mis dientes y lo saqué a la calle, estaba seguro que nadie me lo podía quitar y casi fue así porque en un instante que lo dejé en el suelo para olisquear la hierba -vamos, que me despisté un ratito-, desapareció de mi vista. Me puse la mar de nervioso intentando buscarlo ¿Quién sería el ladrón?. Por mucho que olía, husmeaba en el aire y miraba no lo encontré. ¡El hueso también había desaparecido!. Me resigné y continué con el paseo matutino... dos regalos y en menos de un día ya no tenía ninguno, iba a pasar una mañana la mar de deprimido.

Estaba ya empezando a llorar -justo cuando papá y Carlos se van de casa-, cuando papi sacó de un lugar imposible -yo no lo había dejado allí-, el hueso perdido... Lo que estaba perdido fue encontrado, papá es genial... y por supuesto Lincoln y su familia.

Bueno, os dejo que tengo que ir a roer un poco el hueso y ver si encuentro un lugar seguro donde esconderlo... Besitos de Yogui.

¡Se me olvidaba!, las fotos con mi bebé están a continuación:

domingo, 17 de febrero de 2008

Y la fiesta continuó... con las chicas

Buenas tarde y hola de nuevo... estoy agotado, creo que no se puede estar más cansado y es que en la tarde no he parado.

Todo comenzó un poquitín tarde para mi gusto ya que nos retrasamos en el salir, así que cuando ibamos directos al parque y vimos aparecer a Coco con  la lengua afuera y con muy pocas ganas de seguir jugando me dije para mí: ¡Ya está, otra vez a pasar la tarde solito!. ¡Cuán equivocado estaba! Solo me faltaron las chuches para decir que era otra fiesta de cumpleaños... Y es que esta vez eran muchos más los que se acercaron para jugar. Al principio estábamos todos los de ayer tarde. Jugamos bastante hasta que apareció Tocho, un enorme Pastor Alemán, tan enorme que al mirarlo desde abajo da un poco de miedo, pero tan grande como es lo tiene de bueno... casi diría que es un calco en carácter al bueno de Otto y pienso que si alguna vez coinciden congeniarán bastante bien. Al aparecer Tocho se fueron Trisqui -hoy también estuvo tranquilo- y Lúa, pero al poco tiempo llegó Kyra - muy crecidita ella, y bastante coqueta- que se unió al juego. Pero como es chica y la agobiábamos bastante se fue a dar un paseo.

También apareció una preciosa cachorrita que se asustó tanto de nosotros que nos separaron de ella para que se fuese acostumbrando poco a poco a pasear por nuestro parque. Supongo que la veremos otro día y ya nos dirá su nombre.

Cuando Tocho se marchó, volvió de su paseo Kyra y apareció Teo, con el que me puse a correr inmediatamente después de que me felicitase efusívamente por mi cumpleaños -cosa que le agradecí muchísimo-, y posteriormente Patán.

Asi continuamos jugando hasta que divisamos, escondida a los pies de su ama, a otra perrita. Todos subimos para presentarnos pero no se animó a bajar a jugar con nosotros. Como su dueña estaba hablando por teléfono, y nosotros estábamos alborotando alrededor de ella, subieron a cogernos para que no molestáramos... Se lo pusimos difícil porque nosotros corremos más, pero papá me engañó diciéndome que me iba a dar un premio y me acerqué tanto que me cogió, ¡es un tramposo!.

Ya se estaba haciendo tarde y Toy y Peque también se marcharon y a continuación Kyra. Entonces Teo decidió ir a explorar y ya no le volví a ver más, pero no estaba solo, Aún tenía que conocer a dos preciosidades, se llaman Hacha -gris, grande, pelo lacio- y su hermanita Mayuca -blanca, también grande- y tan bonita y bien educada como su hermana. Son dos preciosas Setter Spaniel, creo, y estuve jugando un poquito con ellas. La verdad es que estaban, pero sin acercarse a nosotros, desde hace tiempo observándonos y aunque alguno de nosotros las visitó para animarlas a jugar con nosotros no se decidieron a ello. Sólo cuando todos se marcharon me acerque a ellas y jugué un poquito porque papá tenía un poco de frio y me cogió en sus brazos para que le diese calor mientras nos dirigíamos de vuelta a casa.

La verdad es que en una tarde como hoy papá tenía que haber hecho muchas fotos para presentaros a todas las chicas pero por cosas del destino no llevó la cámara así que será otro día en el que os presente a mis nuevas amistades.

Besitos y hasta pronto de Yogui.

La fiesta perruna

¡Guaaaau, qué bien lo pasamos!. Fue increíblle.

Estuvimos casi todos, y sé que los que no os pasasteis era por causas mayores que os impidieron estar... intentaré compensaros otro día con alguna chuchería.

Cuando papi se terminó de arreglar, yo ya estaba todo nervioso porque llegábamos un pelín tarde -apenas cinco minutos-, pues no quería defraudar a nadie. Así que nos dirigimos, sin rodeo alguno al parque, cerca del lago de piedra, que es donde quedamos habitualmente por la tarde. Aunque por el camino encontramos algún perrito con el que poder jugar, papi me convenció enseguida que no debía defraudar a los amigos. En realidad me tuvo que coger en cuello porque yo ya me hubiera quedado a celebrar la fiesta allí mismito.

Nada más llegar comenzó el "piscolabis de chuches". Estuvo tan bien que incluso Trisqui se portó genial, ni ladró, ni amenazó a ninguno de nosotros. Incluso jugó con Peque y participó en el papeo como todos los demás. La verdad es que estas chuches perrunas que compró papi en un conocido supermercado están deliciosas. Todos querían más, y no pararon hasta acabarlas.

Estoy seguro que las fotos ya las habéis visto porque estaban con las de la mañana. Ya sabéis lo bien que nos portamos todos, lo obedientes que fuimos y lo bien que nos lo pasamos todos. la pena es que por culpa del frio nos retiramos enseguida... pero en el camino de vuelta vimos a Lana que nos saludó efusivamente y me felicitó, y se disculpó por no haber podido asistir... Estaba perdonado de antemano.

El resto de la tarde la pasé recuperándome de las emociones... o sea, dormitando.

Aunque no os lo había comentado, ayer por la mañana, durante el paseo previo a la fiesta, me encontré con una bonita perrita. Nos saludamos, pero tan tímida que ni siquiera me dijo su nombre. Hoy le he vuelto a ver, y ya había perdido su timidez. Estuvimos cerca de una hora, bajo la niebla, jugando y haciéndonos confidencias. También me felicitó por mi cumpleaños y quise celebrarlo con ella repartiendo una chuche que había quedado en un bolsillo del abrigo de papá. Yo no me quería ir, y ella se quería venir conmigo o que yo me quedara -papá no quería ni lo uno ni lo otro-. El ambiente era muy romántico -a pesar de papá-, pero demasiado húmedo y frio. Al final ganaron papá -y el frio-, y me arrastro camino del parque donde, dadas ya las horas que eran, apenas estuvimos unos minutos en los que vimos correr a lo lejos, como si de un fantasma se tratase, a Otto. Se me olvidaba deciros el nombre de mi nueva amiga: Tola... y ahí tenéis las fotos de los dos.

Independientemente de si ella será mi novia o no, aún tengo que convencerla de ello -lo intentaré esta tarde-. si sé que será mi nueva amiga y, si se decide a bajar al parque, la de todos vosotr@s.

Besitos y que paséis un buen final de Domingo. Vuestro siempre Yogui.

Pd: Teo, ya nos veremos otro día y disfrutaremos con unas pocas chuches.

sábado, 16 de febrero de 2008

Mi cumpleaños

Hola a todos... a estas horas ya deberíais estar preparándoos para la tarde. Os espero.

Tengo dos noticias que daros, una mala y otra buena. La mala -siempre hay que empezar por las malas noticias para que duelan menos- , es que mi corazón, desde el pasado 14 ya no pertenece a Nina. Mi pequeña princesa no tiene la culpa de ello, es más bien la distancia, el no verse. En ese día tan señalado estaba convencido de que la volvería a ver y todo volvería a ser como antes. Está visto que el Valentín ese no intercedió por nosotros, o que quiere algo mejor que yo para ella. Puede que incluso ya haya encontrado otro novio. Lo que está claro es que mi corazón ya no lo puede aguantar mas y decidió -el solito y sin mi ayuda- dejar de sufrir por su ausencia. Así que, como no hay mal que por bien no venga -bonita expresión-, chicas, ¡estoy libre! ¿Alguna de vosotras quiere ser mi novia?. Ya sabéis que soy un perrito la mar de agradable, que se lleva bien con todo el mundo -creo que incluidos los gatos-, y que aunque un poquito pequeño seguro que os querría hasta el fin del mundo...

El estar libre no es la buena noticia, la buena noticia es que ya soy mayor, ya tengo un añito. Aunque lo cumplí ayer hoy ya han comenzado las celebraciones... Ayer creí que iba a ser un día especial. Si bien todos me felicitaron y me dieron muchas caricias, no me hicieron mucho caso, fue un día bastante normal. Solo en mi habitación, con mis juguetes, esperando a que volvieran del trabajo y la escuela. No hubo regalos y solamente alguna chuche extra. Me estaba deprimiendo hasta que, ya de noche, papá se puso a cocinar un hermoso bizcocho de cumpleaños -papi no sabe hacer tartas, así que las sustituye por riquísimos bizcochos- pero cuando ya estuvo listo lo sacó a enfriar y se fueron todos a dormir. ¿Qué noche más triste he pasado!. Apenas he podido conciliar el sueño. Sin embargo, ya por la mañana presentí que hoy sería un día especial. Papá había cogido unas chuches para regalar a mis amigos por si me veían. Aunque también vi a Nano enseguida tuvo que marcharse. Era demasiado goloso y casi se come el solito todas las chucherías. Luego estuve con Otto y Dregen. Éramos pocos pero nos lo pasamos requetebien. Luego, al volver a casa, tuve la mayor sorpresa de mi cortita vida. El bizcocho era realmente para mi -cosa que había dudado hasta el momento-, pusieron una vela y después de pedir un deseo -que no os voy a decir para que se cumpla-, y apagarla de un potente soplido, lo repartieron y nos comimos un trozo cada uno...  ¡Se me olvidaba!, también me cantaron el ¡cumpleaños feliz!... Me hizo mucha ilusión. Ahora solo espero veros a todos por la tarde en el parque para seguir celebrando la fiesta. Mientras tanto debajo tenéis las fotos que tomó papá esta mañana.

 
Besitos perrunos para tod@s de Yogui.
 
Pd: me he enterado que mi amigo Lincoln está hecho todo un padrazo... Ojalá yo algún día pueda ser como él.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Dos fechas señaladas

Buenas tardes a todos.
Me he enterado que mañana se celebra a un santito muy curioso, San Valentín. Debía de ser muy valiente este santito, pero no se lo conoce por su valentía, o su combatividad en la lucha -al fin y al cabo es un santo y los santos nunca se pelean-, sino por ser el santo de las parejitas que se quieren. Así que fijaos, es un santo que vale para casi todos nosostros. Una costumbre muy humana, y que creo que nosotros también podemos adoptar, es regalar a nuestras novi@s una pequeña prueba de nuestro amor por ell@s. Yo, como aún estoy en casa encerrado no se si tendré tiempo para salir y encontrar algo para mi amorcito, pero... ¿Seguirá siendo mi novia?, y ¿cómo se llamaba?... ¡Ah, ya me acuerdo!. Nina. La verdad es que como hace tanto tiempo que no nos vemos pienso que ella ya no se debe acordar de mi. A veces pienso si me merecerá la pena esperar por ella, la juventud se me pasa y uno se va haciendo cada vez mayor y temo que un día de estos aparezca el temido Veter Inario de los cuentos y me deje.... La verdad es que hay peeritas muy guapas por el barrio. Hoy precisamente conocí a una muy coqueta llamada Ira -lo siento no tengo ninguna foto-. Un poquitín grande pero muy juguetona y creo que se insinuaba, que quería que yo fuera su novio, aunque mi corazón aún se mantiene fiel a mi Nina, y hasta que ella no me deje yo continuaré asi.
Así que si aún estáis en casa, correr a convencer a vuestros papis que os ayuden a encontrar algo para vuestras parejitas, yo por mi parte creo que, si la encuentro, le regalaré unas chuches para perritos. Estoy seguro que me lo agradecerá.
Por ora parte estoy deseando que llegue el viernes pues ese día se cumple un año desde que nací... Todavía no he averiguado si salí de mi mamá perrita o me trajo una cigüeña desde Paris. Ya sabéis que la primera opción creo que es la verdadera pero aún no se como lo hacen -el meternos denro de la barriguita y luego sacarnos sin daño alguno-. De todas formas la segunda opción no estaría mal ya que creo que Paris es una ciudad muy bonita. Pero a lo que iba, es mi cumple y me estoy poniendo nervioso porque no se si me regalarán algo mis papis. Estoy pensando en celebrar una pequeña fiesta de cumpleaños en el parque el sábado por la tarde. Estais todos invitados.
Besitos Yogui.

domingo, 10 de febrero de 2008

Rita, Cuqui y Lucky

Buenas tardes a todos, ¿lo habéis pasado bien?. ¿Cómo están los bebés?... Es bueno venir al mundo con tanto sol, al parecer, se crece mas, y más deprisa.

Mis últimas indagaciones acerca de como vienen los cachorritos al mundo resultó todo un desastre. Resulta que el sábado por la mañana, aprovechando que estaba Coco -lo suficientemente mayor como para saber de estas cosas-, me decidí a preguntarle sobre el hecho. No debí ser lo suficientemente sutil ni convincente porque si en un primer momento me ignoró la pregunta e intentó jugar conmigo para cambiar de tema, a la segunda vez que le hice la misma pregunta se enfadó muchísimo e intentó morderme. Papá creyó que era porque unas hierbas que estaba olisqueando en ese momento Coco consideraba que eran suyas -ya sabéis como se pone con lo que considera de su propiedad-, pero yo se bien la verdad... No quería que le preguntara sobre eso...¿quizás por qué él no puede tener cachorros y le gustaría mucho?. La verdad es que no volví a tratar del tema, y ni siquiera me planteé preguntárselo a Otto cuando llegó. Todo eso me dejó con la duda si sería verdad que vienen en la barriguita de las mamás ¡Oh, lo he dicho!, ¡qué vergüenza!.

Bueno, el caso es que en el paseo de la tarde conocí a una cachorrito de West Highland Terrier -que los más entendidos dicen Westies-, llamada Rita y aproveché el momento de la presentación para preguntárselo una vez más pero como era demasiado pequeña todavía no sabía nada del asunto porque me respondió con dos pregunta que a mi me parece del todo lógica ¿Cómo vamos a estar dentro de nuestras mamás si no cabemos en sus barriguitas? ¿Y por donde naceríamos?... La verdad que ante tales preguntas me sentí indefenso, pero algo me dice que la verdad está ahí, y que por algún motivo que no se aún esas preguntas tienen todas una respuesta adecuada. Pero basta ya de tantas dudas, os presento a mi nueva amiga Rita:

 

El sábado por la tarde estuve con mis amigos los Yorkshires -que tampoco sabían nada del asunto que me trae de cabeza- y con Lúa y el malhumorado Riqui -a los que ni siquiera me atreví a preguntarles nada-. Jugamos poco tiempo porque Papá tenía que volver a casa temprano, Carlos salía disfrazado para celebrar el Antroxu. ¿Pero los Carnavales no habían terminado el martes pasado?. Hay costumbres de los humanos que realmente no tienen sentido, como celebrar una fiesta una vez que ésta ya ha pasado.

El domingo por la mañana el paseo fue tan rápido que no me dio tiempo a ver a ningún amigo, todo lo más discerní la cola blanca de Coco por una esquina mientras él comenzaba su paseo y yo terminaba el mio.

Ya por la tarde la cosa fue bien distinta, aunque no estaban los que yo quería si aparecieron algunos que no esperaba y otros nuevos. Así conocí a Lucky y a Zeus. Lucky se llama así porque ha tenido mucha suerte y le sacaron de la prisión llamada "perrera municipal". No comprendo muy bien qué ha podido hacer un cachorrito de tres meses para estar encerrado en una prisión vigilado todo el tiempo y encerrado en una jaula. La verdad es que es un poco gruñón y mordedor pero no se si esto era el motivo de su castigo o es así por haber estado encerrado. Zeus, por su parte es un poco mayor y estuvo distante mientras jugábamos. También apareció Cuqui, que está muy grande y muy bien educado. Aunque inicialmente me pareció un poco tímido, al final se supo defender del acoso al que le sometía Lucky, que como le veía mucho mas pequeño que yo, quería jugar a toda costa con él y dominarle ya que conmigo no pudo hacerlo. También estaba Patán, que como Zeus, estuvo distante sin entrometerse en nuestros juegos. Ahí van unas fotos del encuentro:

 
Eso es todo lo que ha pasado, sigo con la tremenda duda -¿de dónde vienen los cachorritos?- pero continúo contento y feliz...
Besitos a todos y hasta las próximas noticias que espero sean pronto.
 
Pd: Si alguno podéis orientarme en lo que ya sabéis, os agradecería mucho que me sacárais de la duda. Una vez más Besitos perrunos de Yogui.

viernes, 8 de febrero de 2008

Cosas raras...

Hola a tod@s, ¿Cómo estáis?... Hoy quiero hablaros de las  muchas cosas raras que están pasando. Una forma como otra cualquiera de comenzar es con el socorrido tiempo... ¿Pero no decían que en invierno hacía mucho frío durante muchos días?. La verdad es que no se si será cosa del cambio climático ese, pero exceptuando unos pocos días, frío, lo que se dice frío, no hace. En realidad debe ser un invierno -mi primer invierno- bastante raro. Apenas hay nieve, luce un sol espléndido la mayor parte del tiempo y de la lluvia mejor no hablar porque no cae ni una gotita que haga reverdecer los prados desde hace días. Pero como aún no se ha acabado el invierno todavía hay esperanzas.

Pues si raro está el clima, lo de mi amigo Lincoln lo es más aún. Si no me equivoco él es más o menos de mi edad. Y aunque sea más grande que yo en tamaño, sigue siendo muy joven para lo que le ha pasado. En realidad no se si felicitarle directamente pero creo que eso es lo que todos deberíamos hacer... ahí va mi mas sincera enhorabuena Lincoln por tu reciente paternidad. ¡Que sí, qué Lincoln es ya papá!. De verdad creerlo, porque tengo las pruebas.Me ha mandado unas cuantas fotos de su novia y de sus recién nacidos hijitos.En las fotos que me manda se le ve un poco compungido, y no me extraña ¿Cómo se va a arreglar para cuidar de esas cinco preciosidades? Espero, por su bien, que sus papis les ayuden en algo por que la paternidad en tan tempranas edades -deberíamos estar aún en la escuela- es algo muy difícil de llevar a buen puerto. Lincoln y Nuca -que así se llama la mamá- me han autorizado a enseñaros las fotos por lo que las he subido al álbum. Debajo tenéis el enlace.

 

Una vez pasado el susto me he puesto a pensar como se hace para ser papá. Por aquí, cuando menciono el tema, se escaquean y no me quieren contar nada. Dicen que aún soy muy joven, que cuando vaya a la escuela ya lo aprenderé... Creo que voy a tener que preguntárselo a Lincoln y a Nuca, que me lo expliquen con todos los detalles posibles porque estoy lleno de dudas... Había oído decir que todos los niños vienen de París, pero me consta que Lincoln nunca se ha movido de su casa, todo lo más que ha viajado ha sido a la montaña. Entonces, ¿estará París en una montaña? Creo que eso es una tontería.. ya me enteraré. También había oído decir que los traía una cigüeña, pero está claro que por estas fechas las cigüeñas aún no han venido -a pesar del clima tan raro que tenemos- por lo que también descarto esa teoría absurda. De lo poco que me imagino mejor no hablaros porque me da mucha vergüenza y espero confirmarlo algún día para ver si es verdad... Podría hacerlo en la Perrunopedia pero mis papis han puesto un "control parental" y hay ciertas preguntas, como esta, que me sale un disco rojo en la respuesta indicando que aún no estoy autorizado a tenerla. La verdad creo que mis papás se pasan un poquito a veces ¿No creéis?.

Bueno, besitos a todos y especialmente a los pequeñajos de Lincoln...¡Cuídalos bien amigo!. Ciao a todos y ¡hasta pronto!

Un fuerte abrazo perruno de Yogui.

sábado, 2 de febrero de 2008

Cuentos

¡Uf, qué tarde es! Me he escapado un momento, y como aún no tengo sueño, voy a escribiros lo que me pasó estos últimos días.

La semana fue bastante monótona. Cada vez que papá me despierta a esas horas intempestivas comienzo a tiritar, y es que no os hacéis a la idea del frío que hace cuando aún no ha amanecido. Menos mal que tengo ese espantoso abrigo que algo me calienta. Luego me abandonan durante casi toda la mañana hasta que llegan a la hora de comer... bueno, estas cosas ya las sabéis y son demasiado aburridas. Lo bueno fue que Carlos -mi hermanito- acabó y me dedicó un cuento. Me gustó mucho, pero me pidió encarecidamente que no lo pusiera en el blog, por lo que solamente veréis la portada del cuento:DSC02497

Si lo leyeráis estoy seguro que os gustaría tanto como me gustó a mi. Solo os voy a contar un poquitín del argumento: Se trata de la historia de las Arpías, y como una de ellas -que era muy buena- consiguió el perdón para todas las demás. Tiene un final un poco triste y con moraleja. Espero que algún día me de la autorización para ponerlo aquí y que lo podáis leer.

Por otra parte hoy Carlos y sus amigos fueron al colegio por la tarde porque había una fiesta de disfraces. Creo que el nombre concreto es Carnaval, y lo bueno es que estaremos juntos hasta el miércoles. Yo pensé que si me disfrazaba de ser humano y caminaba con las dos patitas de atrás me dejarían asistir a la fiesta, pero no fue posible. Me probé unas gafas de sol pera que mi cara no se reconociese pero con este tiempo no veía nada. Intenté con un abrigo, con guantes... todo demasiado grande. ¡No hay nada hecho a mi medida! Es un fastidio tener que quedarse en casa cuando todos salen a divertirse.

Carlos iba disfrazado con un traje verde, con sombrero verde, zapatos verdes, y un arco y unas flechas. Creo que el arco y las flechas fueron la admiración del colegio, todos querían disparar las flechas. Menos mal que eran de juguete. Mamá sacó algunas fotografías pero estaban todas mal por lo que no puedo enseñaros como de bien se lo pasaron todos los niños del cole. El personaje que representaba Carlos se llamaba Robín Hood... Justo cuando me dijeron el nombre me acordé de un bonita historia que me contaba mi verdadera mamá para dormirme, era la historia de "Perrín Hood". Este era todo un can, guapo, valiente y aguerrido, diríase que nunca tenía miedo y luchaba con sus amigos para favorecer a los pobres perritos de las injusticias de algunos humanos.

Vivía en tiempos del rey Yogui I, justo cuando este abandonó su reino para buscar a su amada reina Nina, tener algunas aventuras para poder contar a sus amigotes y conquistar nuevas tierras para sus dominios. Entonces, el malvado hermano del rey -Bruno I el gruñón- usurpó el trono y se hizo con el poder y comenzó a maltratar a todos los animales. Un malvado compinche suyo llamado Sheriff "Veter Inario", que tenía cierta predilección por torturar a todos los que caían en su poder -a unos les clavaba agujas y les inyectaba venenos, a otros les hacía unas cosas horribles para que se volvieran mansos y no pudieran tener hijitos, etc.- le ayudaba en sus fechorías. Solamente Perrín Hood y sus amigos se dieron cuenta y se escondieron en lo mas profundo del bosque del Monte Cerrao y allí, todos juntos, planeaban la manera de devolver el trono al bueno del Rey Yogui I del que no se sabía nada de nada desde hacía mucho tiempo. Entre los amigos de Perrín Hood estaban el famoso Pequeño Otto -que de pequeño tenía poco- y el Hermano Coco -que ya había sufrido las torturas del famoso Veter Iinario y estaba dispuesto a cualquier cosa con tal de que ningún otro animal cayera en sus manos-. Pero las huestes de aquellos proscritos eran muchos más, estaban el fiero y fiel Teo, el mejor guardaespaldas que jamás tuvo Perrín Hood, y los famosísimos Yorkshires de Monte Cerrao -Toy, Mimo, Peque y el sabio Astur- además de Patán, Lúa, Pancho, Atila y muchos otros. Desde el bosque Perrín Hood y sus amigos acechaban a los carros con provisiones de huesos que iban dirigidas al castillo del malvado Bruno I. Los saqueaban y repartían el botín entre los pobres perritos abandonados y huérfanos que subsistían por los alrededores. Esto enfurecía tremendamente al impostor y al Sheriff Veter Iinario. Impusieron castigos a todos los que supusieron que habían recibido algún hueso de Perrín Hood o de sus amigos. Torturas como quitarles las uñas de sus patas, raparles el pelo para dejarles sin protección frente al frío del crudo invierno, obligarles a tomar prolongados baños de aguas jabonosas... Cada tortura era peor que la anterior y todos tenían tanto miedo que solo el hambre les hacía ser imprudentes y seguir apoyando a Perrín Hood en su lucha contra el malvado Bruno I.

Perrín Hood estaba locamente enamorado de Lady Luna, una monísima dama de la alta sociedad de aquella época y pariente lejana del rey. Esta preciosa dama estaba recluida en el castillo que Bruno I tenía en Monte Cerrao e iban a obligarla a casarse con el malvado usurpador del reino. Cuando se enteró de tamaña fechoría Perrín Hood decidió que debían asaltar el castillo para liberar a su dama aunque ello les costase la libertad, o lo que es peor aún, la vida.

No os voy a relatar lo dura que fue la batalla. las muchas y heroicas acciones que todos realizaron. Solamente deciros que el amor es la mayor fuerza que mueve el mundo de los perritos y que, por tanto, Perrín Hood salió vencedor del combate. Al vencer al malvado Bruno todos se alegraron porque la tiranía se había acabado, el malvado Bruno -que tenía preso a su hermano Yogui I- estaba acabado. Cuando fueron a meterlo en las mazmorras del castillo para que no volviese a realizar ninguna fechoría se encontraron al buen rey Yogui I preso en ellas. Yogui I fue liberado y recuperó el reino perdido. A partir de ese momento comprendió que un rey no debe abandonar a su pueblo para correr aventuras y se dedico a gobernar en paz con su amada Reina Nina de Monte Cerrao.

¿Os ha gustado el cuento? Está un poco resumido, es lo poco que me acuerdo de cómo a mi me lo contaban... Se que había muchas aventuras y quizás alguno de vosotros sepa alguna de ellas y se anime a ponerlas aquí.

Besitos Yogui...Buenas noches y sed buenos (si podéis)

Related Posts with Thumbnails

Greenpeace