¿Me lees?

Una foto porfa...

¡Pregúntame!

Lee mi entrevista en Whohub
Pide mi opinión sobre algo:

Read more: http://www.whohub.com/es/signup_user.php#ixzz0lu1BhDY7

sábado, 19 de abril de 2008

Nano y Selva

Hola a tod@s . Hoy es sábado y ahora está lloviendo...¡Qué rabia!. De todas formas no ha sido un mal día.

Papá se levantó más temprano de lo que es costumbre. Creo que está tan obsesionado con que yo le despierte que su reloj interno le hace levantarse incluso cuando yo aún estoy soñando en mi camita con el cielo de los perritos. Así que hoy me encontró bastante dormido cuando abrió la puerta de mi habitación... Menos mal que tengo un buen despertar, como él, y enseguida comencé a mover el rabo y a pedir unas caricias-cosquillas, que siempre me ayudan a levantarme de la cama mientras me desperezo.

Como era tan temprano quiso desayunar, pero al final le convencí con unos gemiditos para que lo dejase para la vuelta. Y allí nos fuimos los dos hacia el frío amanecer...

Por la calle no había casi nadie. Incluso Tola estaba dormida, no me olió y no salió a saludarme. Yo tampoco quise despertarla con unos ladriditos de enamorado porque hubieran despertado a todo el vecindario y luego me cogerían manía.

Al llegar al parque... Tampoco había nadie, pero a mitad del paseo me di la vuelta porque oía un ruido de pasos perrunos corriendo en el agua. Es normal que haya mucha agua con la que ha caído estos últimos días, sobre todo en la parte superior del parque, que no drena bien y ahora parece más una piscina que césped.

Al volver la cabeza vi a mi amigo Nano -el Beagle-, que se lo estaba pasando de lo lindo corriendo por el agua y salpicándolo todo. Me entraron tantas ganas de hacer lo mismo que no me lo pensé dos veces y le imité mientras iba a reunirme con él. Por mucho que papi me grito y llamó no le hice caso, pero tampoco se enfadó conmigo. Así que una vez ya mojado hasta la cabeza me dejaron seguir divirtiéndome con Nano mientras hacíamos carreras por el agua embarrada...Imaginaros como nos pusimos. Cuando lograron que saliéramos de la zona acuática y para ir hacia la parte más seca del parque encontramos a Selva, una preciosa perrita Fox Terrier muy tímida. Estaba jugando con su pelota. Nos saludamos pero enseguida se cansó de nosotros. Nosotros la seguíamos mientras ella corría detrás de su pelota. Así subimos y bajamos las terrazas del parque una docena de veces sino fueron más... pero ella seguía ignorándonos, solo tenía ojos para su maldita pelota.

Nano se acabó marchando porque estaba un poco cansando y nadie le hacía caso. Yo aún intenté que Selva se uniera a nuestro juego, pero por mucho que ladraba y le suplicaba que jugásemos juntos no lo conseguí. Incluso se enfadó ligeramente por mi insistencia...Debe ser que no le agrado demasiado. Se acabo marchando cansada y sin dirigirme ningún ladrido afectuoso, otra vez será.

Os dejo las fotos que hizo papi:

Nano y Selva

 

Cuando estaba realmente solo y mojado empecé a tiritar de frío. papá me secó un poco como pudo, con unos papeles de bolsillo que creo que llaman Kleenex. Y cuando ya no aguantaba mas llegaron Coco y Otto. Jugamos un ratito solamente porque yo estaba demasiado aterido de frío y quería volver a casa. Papá tardó un rato largo en darse cuenta de la situación, así que al final volvimos a casa acompañando a Coco. Menos mal al llegar a casa mamá me dio un baño calentito para entrar en calor y quitar todo el barro que tenía en el pelo... fue un baño muy relajante y agradable y, si habéis visto las fotos, se me ven los ojos azules de lo bueno que estaba -y estoy- siendo. Si, no os sorprendáis, los perritos buenos tenemos los ojos azules en las fotos.

La tarde fue un poquito aburrida. Peque y Toy se marchaban a lo lejos cuando estábamos cerca del parque. Papi se dio cuenta de ello a pesar de que no ve bien en la distancia y les llamó por teléfono para que al menos jugásemos unos minutos. Se volvieron y en ese momento también apareció el gruñón de Trisqui. Estuvimos más pendientes de las chuches que llevaban papi y el dueño de Trisqui que de jugar. Nos pusimos las botas entre los cuatro, fue una buena merienda campestre bajo una escasa lluvia. Luego me entraron las ganas de jugar un poco con Toy, pero solo unas breves carreras...hacía mucho frío y preferimos volver a casa después de ver como Trisqui se rebozaba en el barro; él también tendría que darse un baño al llegar a casa.

En el paseo de vuelta vimos a Otto y a punto estuvimos de volver al parque otra vez, pero estaba lloviendo un poco fuerte y no teníamos nuestros abrigos. Temblábamos y tras despedirnos de Otto -que ni siquiera se bajó del coche- seguimos nuestro camino. Todavía encontramos a Lana que se puso muy contento de vernos... unos saluditos a lo perro y otra vez a reemprender la vuelta a casa, pero esta vez ya sin interrupciones.

Estoy deseando que ya sea mañana para poder veros a tod@s otra vez...

Besitos perrunos... Sed buenos si podéis y ¡Hasta mañana!

Yogui I.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Greenpeace