¿Me lees?

Una foto porfa...

¡Pregúntame!

Lee mi entrevista en Whohub
Pide mi opinión sobre algo:

Read more: http://www.whohub.com/es/signup_user.php#ixzz0lu1BhDY7

domingo, 6 de abril de 2008

Una bonita mañana de Domingo

Hola otra vez, ¿Cómo estáis?

Yo, exceptuando por el frío que pasé esta tarde, no me puedo quejar... bueno si, algo puedo porque el paseo de la tarde duró muy poquito y por lo que pasó con Tola. Todo relato comienza por un principio y es, como ya suponéis, el paseo de la mañana. Hoy era un día raro, había muchos humanos montados en esas extrañas máquinas que andan muy rápido pero sin hacer apenas ruido y que ellos llaman bicicletas. Hasta el momento yo solo había visto a los niños montar en ellas y, la verdad, no lo hacían demasiado bien, pero los que he visto hoy eran todos papás, o eso me parecía, y corrían mucho. Parece ser que se divierten haciendo carreras entre ellos, casi como nosotros, porque ellos siempre tienen un ganador y nosotros solo nos divertimos corriendo y persiguiéndonos sin buscar dominar a nadie, solamente corremos por el placer de correr. El caso es que nos tenían cortado el acceso al parque y tuvimos que dar un pequeño rodeo. Desvío que me sirvió para ir directamente hasta casa de mi amiga (¿novia?) Tola. La noté triste, bueno, estaba alegre cuando me vio, pero se que está triste porque su casa es ahora como una verdadera prisión, no hay ningún sitio por el que escabullirse por lo que no pudimos jugar. Solamente pudimos saludarnos a través de las rejas. A parte de un ligero besito en su pata -ver la foto-, solamente pude acompañarla en su pesar por estar prisionera. Espero que algún día su condena termine y la saquen de esa terrible prisión... Pero si esta dura mucho, creo que algún día la ayudaré a escapar construyendo un agujero por debajo de la valla que ahora nos separa.

Como no podía hacer nada por Tola, muy a mi pesar, continué mi paseo azuzado por papi en dirección al parque. Primero llegó Otto y luego un pequeño perrito negro llamado Frato y que congenió bastante bien con Coco, el último en llegar. Jugamos, yo estaba aún un poco triste y no me moví mucho, y lo pasamos bastante bien, sobre todo por las chuches que llevó papá. Creo que nos malcría pero yo no le voy a decir nada no vaya a ser que nos quite las chuces perrunas para siempre.

Con respecto a Frato os diré que es casi de mi edad aunque más alto. Al parecer es de raza Pastor vasco, aunque no están muy seguros porque es un perro que salvaron de una muerte segura. Su dueña se lo encontró, cuando aún era un cachorrito, en la carretera, abandonado. Debió de pasarlo muy mal cuando eso ocurrió y me reafirmo en que algunas personas no deberían tener perros, incluso diría más, debería estarles prohibido que se acercaran a nosotros no fuera a ser que nos mordieran.

Por cierto, ayer buscando por el ciberespacio encontré un blog de un perrito que hace unos reportajes maravillosos, al menos eso me parece, he puesto el enlace a su página al lado de la de Lincoln y de la de mi papi. Se llama Jon, "el reporperro". Echar un vistazo a su blog que seguro que os gustara.

Papi no hizo fotos por la tarde porque el tiempo cambió de repente. Se puso oscuro y hacía muchísimo frío, así que apenas jugué un poquito con Otto y con los Yorkshires. Aunque ´Trisqui, el malhumorado, estuvo, no se acercó para saludarnos. Quizás por la presencia de Otto, con el que que no se lleva bien. Aunque Toy y Peque si fueron a darle una visita de cortesía. Se marchó enseguida. Cuando ya temblábamos por el frío apareció el primo de Otto, Dreguen. Esta vez fui yo a saludarle, pero estaba tan ensimismado jugando con su acompañante que enseguida regresé con papi y, junto con la familia feliz, regresamos a casa por el camino largo.

Cuando estaba llegando, los Yorkshire ya se habían separado, apareció la joven Boxer Miho. Vino a saludarme, quería jugar conmigo y yo con ella, pero el frío me hizo ser prudente y regresar a casa sin protestar mucho. Otro día seguro que podremos jugar mucho más.

Bueno, como siempre, si pincháis en la foto de abajo veréis las otras.

 

Lametones pequeñitos de Yogui. Cuidaros y, como siempre, sed buenos si podéis.

1 comentario:

JON dijo...

Que tal colega, veo que te tratan de maravilla por los paseos que te dan. Tenemos mucha suerte de tener estos dueños, bueno yo más que dueño, al mio lo considero un amigo.
Lo siento por esa perrita que tienen encerrada, el amor es así, amigo y algunas veces nos toca sufrir.
Por cierto si conoces alguna perrita guapa y sin compromiso, puedes presentarmela, es que estos dias estoy insoportable.
Como mi dueño no me consiga una novia soy capaz de hacer cualquier locura...
Un rascazo detrás de la oreja.

Related Posts with Thumbnails

Greenpeace