¿Me lees?

Una foto porfa...

¡Pregúntame!

Lee mi entrevista en Whohub
Pide mi opinión sobre algo:

Read more: http://www.whohub.com/es/signup_user.php#ixzz0lu1BhDY7

domingo, 20 de abril de 2008

Yorkshires...

¡Menudo Domingo!. Si, hola a tod@s... Los que estuvisteis no hace falta que os lo cuente, pero para que los demás se enteren lo bien que lo pasamos y lo que se pierden por hacerse los remolones, no madrugar o dormir la siesta, ahí va el relato de lo que hasta ahora ha sido un domingo GUAUUUU.

Esta vez papi no madrugó. No se si lo hizo a propósito o es porque le falla ese reloj interno del que os hablé ayer. A pesar de ello no nos perdimos la fiesta porque atajamos y dimos un paseo corto antes de llegar al parque. Estaba envuelto en una ligera niebla y apenas se veía quién podría estar ya allí. Nos acercamos todo lo deprisa que me permiten mis cortas patitas para llevarme una más que agradable sorpresa. Salvo Mimo, estaban Peque y Toy jugando con Otto. No esperé más para unirme al pequeño grupo. Fue llegar yo y comenzar a aparecer muchos más amigos. Primero llegó Coco, luego un nuevo amiguito Yorkshire llamado Paul. Muy tímido al principio, pero muy juguetón después. Al poco tiempo apareció Astur... y aquello se convirtió en un regimiento de Yorkshires y Golden Retriever conmigo como el convidado de piedra. Estuvimos jugando con Paul para que se convenciera que somos buenos chicos y se anime a bajar alguna que otra vez mas al parque. También se acercaron Selva, que seguía con su pelota y sin hacernos caso, por lo que el pobre Coco se tuvo que ir -ya sabéis que pierde un poco su carácter bonachón cuando ve un juguete, los quiere todos para él-, y Duna, que también fue inmune a mis encantos perrunovaroniles y se largó a pasear a otro lugar sin darnos tiempo a intimar.

Para que conozcáis a Paul os dejo el enlace a las fotos... hacer clic sobre la foto:

Al volver para mi casa aún tuve tiempo de saludar a mi vecina Pipa, que estaba paseando por un triángulo verde que hay en la esquina. y para ver a otro Yorkshire que caminaba en la acera de enfrente y al que no pude saludar por mucho mas que intenté zafarme de la correa que sujetaba papá. Otro día, si le veo, le diré que se baje al parque a jugar con nosotros.

Al despedirnos por la mañana quedamos en vernos por la tarde... Papá se dio cuenta que yo estaba nervioso y se preparó para sacarme un poco antes de lo normal. Estuvo dudando un rato porque llovía. Pero yo estaba tan ansioso por salir que se decidió a hacerlo. Carlos, que vino con nosotros, nos entretuvo un poquito porque no se decidía a acompañarnos, pero al final lo pasó también como nosotros.

De camino al parque saludamos un poquito a Atila, que se retiraba por culpa de la lluvia, pero que nos dijo que nos esperaban en donde siempre. Hacia allí fuimos todo lo deprisa que pudimos con el temor de que la lluvia les hiciese desistir pero el tiempo nos hizo un ligero favor porque dejó de llover y así conocí al alma gemela de Golfo. Se llama Byron y es clavadito a él, tan parecidos son que si no es por los collares que llevaban -también por su olor, pero en las fotos no se puede oler nada-, no les distinguíamos bien. También estaban Peque y Toy, pero esta vez les acompañaba Mimo, que hizo muy buenas migas con Carlos y le pidió que le acariciara un poquito.. Otto estaba jugando con una pelota y no nos hacía mucho caso salvo cuando Byron se la cogía, siguiéndonos entonces.

Cuando lo estábamos pasando más que Guaauuu -incluyendo un leve rebozado en el agua embarrada- empezó a llover con fuerza. Como parecía que esta vez no iba a parar se disolvió el grupo, nosotros marchamos dando un leve rodeo para alargar el paseo mientras acompañábamos a la feliz familia de Yorkshires. Toy fue un poco travieso esta vez, no quiso que nadie le cogiese, se sentía muy mayor y quería ir como Carlos, sin correa que le atase. Ni siquiera ofreciéndole chuches lograron cogerle. Cerca del último parque dejó de llover, por lo que decidimos jugar un poco allí. Nos metimos debajo de un árbol, para escondernos y atacar a todo el que osase pasar a nuestro lado... pero aunque nuestro escondite no fue descubierto todos salimos de el para comer unas galletitas. Nos habían engañado una vez mas, pero esta vez creo que fue por nuestro bien porque a lo lejos pasaba un Pitbull. Aunque iba atado es un perro que ya de cachorro me dio algún susto y el dueño, aunque asegura que no es malo, lo coge por precaución. De todas formas lo llevan sin bozal y si nos hubiésemos acercado seguro que podría habernos mordido. Me alegra que nos hayan sujetado porque eso significa que nuestros dueños nos quieren y nos protegen.

Ahí debajo está el enlace a las fotos, espero que os gusten:

 

Bueno, realmente pasaron muchas cosas mas pero, aparte de las cosas íntimas que no os cuento, tampoco quiero ser un pesado contándolo absolutamente todo porque os cansaría. Así que eso es todo por el momento. Ya sabéis, sed buenos si podéis y besitos perrunos de Yogui que os quiere a tod@s.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Greenpeace